Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Neil Gaiman: el contador de historias 1 de marzo de 2007

Neil Gaiman es toda una rareza en el panorama literario actual. De naturaleza prolífica y heterogénea (ha tocado múltiples géneros, formatos y medios), es adorado tanto por sesudos críticos neoyorkinos y londinenses como por la generación descastada que al salir de la adolescencia en los años 90 buscaban desesperadamente creadores con los que identificarse.

Posiblemente la obra por la que es más conocido es el guión de una serie de cómics que realizó a finales de los 80 y principios de los 90: Sandman. Esta obra se centra en los eternos, un grupo de entidades más antiguas que los dioses que representan -y son- el sueño, el deseo, la destrucción, el desespero, el delirio, el destino y la muerte. La obra, romántica, profunda y surrealista, supuso toda una revolución en el medio. Curiosamente, es uno de los pocos tebeos que tiene más lectoras que lectores, tal vez por la tremenda fuerza de sus personajes femeninos.

Pero Gaiman es, principalmente, un escritor asombroso. En sus libros mezcla realidad, fantasía y mitología con una capa de ironía británica y algunos golpes desternillantes de humor. Tal vez podría agruparse con otros autores fantásticos como Arthur Adams o Terry Pratchett, pero con un giro más urbano y contemporáneo, acercándose a la narrativa de otro de mis favoritos, Paul Auster. Además es el más joven de todos, así que nos queda Gaiman para rato (espero).

Su último libro, publicado en españa hace un par de meses, es "Los hijos de Anansi". Aún no lo he terminado, pero sus primeros capítulos son una gozada. Para los que nunca hayan leído a Gaiman, les aconsejo su recopilación de historias cortas "Humo y espejos" y el asombroso fresco de un Londres alternativo que es "Neverwhere".

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: