Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Hijos de los hombres: Esperanzas cumplidas 13 de mayo de 2007

Creo que ya he comentado por aquí que la ciencia-ficción es uno de los géneros más maltratados por el cine reciente, pero de vez en cuando aparece una joya que me recuerda porqué es uno de mis géneros favoritos. Acabo de tener el inmenso placer de ver una de ellas: "Hijos de los hombres", de Alfonso Cuarón.

La historia se desarrolla en un futuro cercano en el que, por causas desconocidas, las mujeres han dejado de poder engendrar hijos, y en el que los problemas climáticos, sociales y políticos de principios del siglo XXI han terminado por eclosionar. El mundo, por tanto, se derrumba en medio de catástrofes naturales, revueltas sociales a gran escala, actos terroristas y medidas represivas totalitarias gubernamentales. En muchas ocasiones, especialmente por lo del Quietus, me recordó al clásico proto-cyberpunk Soylent Green. El mismísimo principio es soberbio: los informativos anuncian, conmocionados, la muerte de la persona más joven del mundo a los 18 años.

Las referencias a hechos actuales como gérmenes de los problemas futuros es constante: en un campo de concentración de inmigrantes se ve a un prisionero idéntico al que aparece en la infame foto de Abu Ghraib, y en un programa de radio el locutor que en el 2003 vivíamos sin darnos cuentas de que ya estábamos en las puertas del futuro. Esto, unido a los perfiles de antiguos ecologistas-activistas de los protagonistas (sin caer en tópicos ni clichés) y a que la acción se centre en Londres y el sur de Inglaterra, hace que la película resulte muy cercana al público europeo.

Precisamente es la creación de personajes el mayor problema del cine de ciencia-ficción actual, y la mayor virtud de esta película. Los personajes protagonistas (interpretados por el siempre carismático Clive Owen, la siempre maravillosa Julianne Moore y la prometedora Claire-Hope Ashitey) están trazados con delicadeza, esmero y realismo. Uno simpatiza de veras con el héroe, sin que tenga que hacer chistes fáciles, tener un look a la moda o menos de 30 años. Y a pesar de las numerosas escenas de acción, nunca llega a tocar una pistola o un rifle. Y eso, hoy en día, es raro verlo.

En definitiva: entretenida, profunda, impactante y lírica. Y sale Julianne Moore.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



1 Comentarios:

10:13 AM, Blogger OjO de buey

Estupenda película, de un calado político muy jugoso. Los mejicanos están reanimando el género fantástico y de ciencia-ficción.

Más que futuro, "Hijos de los hombres" se situa en un presente fabulado y intencionadamente exagerado para hacernos reflexionar sobre las paradojas de una civilización como la nuestra, opulenta pero sumida en un pesimismo que requiere redención. Y esa redención viene del Otro, de los países mal llamados subdesarrollados.

Cuarón firma un relato utópico, pero con intenciones claras de mostrar una realidad que él comtempla oscura y necesitada de esperanza.

Un saludo. Si os apetece dejaros pasar por OjO de buey:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/05/hijos-de-los-h

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home