Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Un día sin móviles 30 de enero de 2007

A partir del 1 de marzo entrarán en vigor las nuevas tarifas de las operadores de móviles. La ley de Protección de Consumidores les ha obligado a eliminar el redondeo y a facturar por minutos, pero en contrapartida, las operadoras han decidido subir brutalmente las tarifas. En algunos casos, hasta el 25%. Todo sea por los beneficios.

En reacción se ha propuesto que el día 1 de marzo nadie use, salvo casos de emergencia, los móviles. De tener éxito, las pérdidas de estas operadoras serían extraordinarias, al enfrentarse a un suceso imprevisible y fuera de la norma.

Sin embargo, yo aconsejo apoyar esta iniciativa por otra no sólo por fastidiar a esas omnipotentes multinacionales sin alma, sino también como ejercicio de desintoxicación personal. Hace poco yo tuve desactivado mi móvil durante unos cuantos días por motivos técnicos, y aunque siempre he intenado hacer un uso racional de estos dispositivos, me sorprendí a mí mismo con un fondo de intranquilidad por no tenerlo a mano. Los móviles no sólo generan adicción: además, nos privan de esa salvaje sensación de libertad que nos asalta cuando tenemos la certeza de que nadie va a disturbiar nuestra soledad. Y lo paradójico es que las operadoras de móviles usan con mucha frecuencia en sus promociones la palabra "libertad", aun cuando muchas veces venden dependencia.

Recuerden: el 1 de marzo es el día sin móviles.

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Distopía isleña 26 de enero de 2007

En mi opinión, Michael Bay es uno de los directores más sobrevalorados y efectistas del cine estadounidense. En el 2005 realizó uno de sus más sonoros fracasos: "La Isla", a pesar de contar con dos de las estrellas más populares del momento y una extensa campaña de promoción. Realmente, viendo la peli (la están poniendo en Digital+) uno comprende el motivo: la historia es endeble y poco creíble, los personajes están desdibujados y el guión es confuso a ratos. Además, plagia descaradamente a Blade Runner.

Sin embargo, reconozco que las distopías deprimentes son uno de mis géneros favoritos, y lo tienen fácil conmigo. En este caso, antes de que la historia se derrumbe por completo, hay un par de momentos que generan cierta inquietud, a lo "Fallout". Ésto y los estupendos trabajos de fotografía y banda sonora, hacen que las más de dos horas no sean una completa pérdida de tiempo.

Eso sí, a quien le haya gustado no puede perderse, por nada del mundo, la distopía definitiva: "Brazil" (1985), de Terry Gilliam. Ya hablaré largo y tendido de ella en un próximo post.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Casas de arena y niebla 22 de enero de 2007

Hace unos meses visité la casa una gran amiga mía y me quedé impresionado por las dimensiones y el estilo del piso. Luego, reflexionando, me dí cuenta de hasta qué punto una casa puede transmitir la personalidad de su morador. El fin de semana pasado estuve haciendo reformas en mi propio piso, y volví a pensar en el tema.

Lo curioso es que incluso la forma en la que elegimos la decoración puede transmitir mucha información. Algunas veces he visto casas totalmente impersonales, como sacadas de un catálogo de decoración, que precisamente pertenecen a personas con cierta tendencia a la inseguridad o la soberbia personal. Son casas para establecer un estatus, no para vivir.

Aunque no sé que convierte exactamente una casa en un hogar confortable (dudo que se pueda establecer un criterio universal), creo que consiste, básicamente, en conseguir un equilibrio entre estética, comodidad y plasmación de ideas y preferencias. Evidentemente, en las decisiones implicadas en la búsqueda de ese equilibrio ponemos mucho de nosotros mismos, ya sea para bien o para mal.

Y todo esto me lleva a una última reflexión: la de los sin techo. Los desheredados que deben recurrir a los pilares de los puentes o los bancos de las plazas para vivir, o los refugiados que han dejado atrás sus casas y deben vivir en tiendas de campaña colectiva. Si nuestra casa, piso o simplemente cuarto dice mucho acerca de nosotros e influye inconscientemente (pero indiscutiblemente) en nuestra felicidad diaria, la posesión de este bien ya no es una cuestión de salubridad o comodidad: se convierte en parte integral de la persona. De ahí que debamos considerar en toda su dimension la brutalidad que supone verse privado de un hogar.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Un pequeño FAQ sobre este blog 15 de enero de 2007

Actualizado a octubre de 2007

Este blog nació como un mero desahogo personal, pero poco a poco está ganando lectores. Por respeto a ellos, he aquí un pequeño FAQ (preguntas más frecuentes) del blog de Yeray-Muad'Dib

¿Con qué frecuencia se actualiza?
Voy a intentar añadir al menos una entrada al día, y si puedo, mantener una media de dos o tres actualizaciones diarias. Los fines de semana puede reducirse un poco la frecuencia.
¿Por qué no tiene imágenes?
Esta es buena. Hace poco mi colega Dani comentaba que le gustaba que las entradas de su blog siempre tuviesen alguna imagen. Comprendo sus motivos, y soy perfectamente consciente que unas pocas imágenes harían mucho más atractivo al mío. Sin embargo, dado que trabajo principalmente con imágenes, me apetecía poner a prueba mis capacidades literarias, y crear algo puramente textual. Además, creo que esto le aporta cierta originalidad en el océano de blogs, bitácoras, foros y similares.
¿Cuál es la diferencia entre yeray.com y este blog?
Yeray.com es mi gran escaparate público, donde pongo muestras de mi trabajo e información personal. Es de naturaleza mucho más estática, formal y estructurada que este blog, que pretende ser un repositorio espontáneo y heterogéneo de cualquier cosa que pase por mi cabeza o mi vida diaria.
¿Por qué apenas hay comentarios?
Porque no lo lee nadie.
No, es coña. Hay pocos pero fieles lectores, pero en realidad el que no haya muchos comentarios tiene que ver con su naturaleza: es un blog no generalista y extremadamente personal, por lo que la mayoría de las entradas no dan mucho pie a respuestas o comentarios.
¿Ese tipo que se ve arriba a la izquierda eres tú?
Pues sí, pero no soy un caricaturista muy bueno, así que no me parezco demasiado al dibujo.
¿Puedo sugerirte temas o contactarte para cualquier otra cosa?
Por supuesto. En mi página personal está la información de contacto.
¿Tienes orígenes árabes o algo de eso? Lo digo por lo de Muad'Dib
En principio no, aunque se supone que los Canarios tenemos ascendencia bereber. Lo de Muad'Dib como complemento a mi nombre real es una especie de seudónimo que viene de los tiempos en los que era un fanático de la saga de ciencia-ficción Dune.
¿Eres en persona tan fascinante como tu blog?
No. En realidad lo soy mucho, mucho más.

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



"Palomar...

...donde los hombres son hombres, y las mujeres necesitan sentido del humor."

Así define la pequeña Carmen al modesto pueblo Mexicano donde vive, que es el auténtico protagonista del maravilloso tebeo Palomar: historias de "Sopa de Gran Pena", de Gilbert "Beto" Hernández. La descripción define perfectamente el estilo de la obra: sencillez y claridad ocultando melancolía y profundidad. Genialidad, en definitiva.

Este tebeo se remonta a mediados de los ochenta, pero recientemente La Cúpula lo ha reeditado en dos volúmenes elegantemente presentados. El dibujo recuerda ligeramente al de Art Spiegelman o Crumb, pero mucho más depurado. En cuanto a la historia, es una sucesión de relatos breves autoconclusivos, de duración variable y caracter constumbrista, protagonizado por los habitantes del pueblo. El primer relato, uno de los más breves, es absolutamente magistral: los vecinos más jóvenes de Palomar son presentados al lector mediante el recuerdo que nos ofrece Chelo de sus respectivos partos.

En definitiva: una obra imprescindible injustamente ignorada por el gran público. Espero que este post contribuya a paliarlo un poco.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Reflexiones sobre el acto de caminar 14 de enero de 2007

Se dice que, en general, sólo hay dos actividades que el hombre sigue haciendo de la misma forma desde que se convirtió en homínido: caminar y follar. En mi opinión, incluso follar ha cambiado con el paso de los milenios, convirtiéndose en hacer el amor. Por lo tanto, se concluye que lo único que el hombre hace igual desde que descubrió que se camina bien a dos patas es, precisamente, caminar.

Y lo que hace unos pocos años era una actividad forzosa y habitual, hoy caminar se ha convertido en una opción de ocio para los fines de semana, llamada senderismo. O, como se le llama aquí en Canarias, patear.

Ahora bien, aunque abandonar la ciudad un domingo para destrozarse los pies por desolados parajes campestres puede parecer algo estúpido, cualquiera puede descubrir inesperados placeres, por urbanita que sea. Por ejemplo, yo valoro el caracter ancestral y primigenio que es el acto puro de caminar durante horas, en contraposición a una cultura en la que todo parece tener no más de unas pocas décadas. Por otro lado, entregarse durante todo el día a un acto de extrema simplicidad permite que la mente vague sin rumbo, y surgen pensamientos e ideas que difícilmente pueden tomar forma cuando los estímulos están sometidos a un bombardeo constante. Y por supuesto, tanto el descubrimiento de paisajes como los ratos divertidos con amigos no tienen precio.

Y todo esto viene a cuento porque hoy, con la buena compañía de tres colegas, recorrimos el fantástico camino que separa el pueblo de Mogán con el parque temático que es Puerto Rico. Dejo a ellos el relato del camino en el blog de Dani o en el blog colectivo del grupo.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



¡Nueva versión de mi web! 11 de enero de 2007

Damas y caballeros, tengo el honor de anunciar que ya está lista la nueva versión de mi web: la 6.0. Como aún está en fase de pruebas, les invito a echarle un vistazo y comunicarme cualquier problema, sugerencia o comentario.

Por si aún no lo saben, la dirección es www.yeray.com.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Globalización y manipulación 8 de enero de 2007

Ya tocaba un poco de buen cine de autor, para equilibrar la mediocridad cinematográfica que suele verse en la tele durante las navidades:

Babel (Alejandro González Iñárritu) es una hermosísima película sobre la incomprensión, la globalización cultural y las consecuencias de nuestros actos. Contada en tres escenarios completamente distintos y a través de un grupo heterogéneo de personajes, la historia parte de la famosa teoría del caos, por la que un acto tan inofensivo como el batir de alas de una mariposa puede liberar una cadena creciente de acontecimientos que culmine en un huracán al otro lado del mundo. En este caso el desencadenante es mucho menos poético e inofensivo, pero sus efectos se propagan, literalmente, por todo el mundo: desde Tokio hasta México. Y es que, tal y como sentencia otra película que reseñé en este blog, todo esta conectado, lo que nos remite al otro tema de la película, el de la responsabilidad de nuestras acciones: en este mundo de hoy en día que nos empeñamos en calificar de globalizado, acciones aparentemente inofensivas pueden hacer mucho más daño del que pensamos. Quisiera pensar que también, muchas veces, nuestras acciones también provocan mucho más bien del que suponemos.

Banderas de nuestros padres (Clint Eastwood) es la primera parte de un díptico sobre la sangrienta batalla de Iwo Jima, durante la segunda guerra mundial. En este caso se ofrece el punto de vista estadounidense, y en Cartas desde Iwo Jima (que se estrenará por aquí en un par de meses) se muestra la perspectiva japonesa. El maestro Eastwood desgrana con implacable profundidad la maquinaria con la que los Estados Unidos rentabiliza los símbolos de las guerras, ya sean imágenes o hombres elevados a la categoría de héroes, para generar dinero, que a su vez alimenta sus guerras. Creo que sólo dos escenas ya justifican ir a verla: la caída de un hombre al agua durante el desplazamiento de la flota marina, al que se le da por muerto al no poder detenerse los barcos; y cuando los supuestos héroes se despojan de sus uniformes para bañarse, convertiéndose en, ni más ni menos, lo que son: hombres.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Difundiendo la palabra del tebeo entre los pequeñajos 5 de enero de 2007

Los tebeos (o cómics, como dicen algunos) han sido, casi desde que tengo memoria, una parte fundamental de mi vida. Tras décadas de entusiasta lectura, intercambio de opiniones y atento aprendizaje de gente mucho más experta que yo, me gusta pensar que he conseguido construir una tebeoteca bastante decentita y he adquirido una sólida base de conocimientos y capacidad crítica de la materia.

Y esto viene a cuento ahora porque estos últimos dos días he impartido un taller de cómics a chavales de entre 8 y unos 16 años. Fue una experiencia memorable. En contra de lo que pensaba, los más pequeñajos siguen devorando los tebeos de Mortadelo y Filemón, y en general parece que la creatividad y la imaginación más puras siguen vivas, a pesar de los esfuerzos de determinadas corporaciones por destruirlas usando las armas de la homogeneización y la frivolización.

Al grupo de los más jovencillos, de entre 8 y 10 años, les eché una mano con los principios del dibujo, el entintado y el coloreado. Fueron los que mejor se lo pasaron. A los más mayores creo que conseguí mostrarles la maravillosa amplitud y profundidad del universo de los tebeos. Si sólo uno de ellos descubre gracias a mí al Sandman de Gaiman o el Calvin & Hobbes de Watterson, la celebración de este taller habrá merecido la pena sobradamente.

Y la nota más sorprendente fue conocer a dos encantadoras pequeñajas de unos 8 y 10 años que no sólo habían ido al Saló del Cómic de Barcelona, sino que, por lo que me deduzco de lo que contaron, conocían el cine de Kurosawa (!!!). Espero de veras que nunca olviden ese entusiasmo creativo que demostraron en el taller.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



11 razones para ver Blade Runner (en ningún orden particular) 2 de enero de 2007

1. La SOBERBIA secuencia de introducción.
2. Los alucinantes diseños conceptuales de Syd Mead.
3. La creación de un Los Ángeles futurista en el que parece que siempre que es de noche y llueve.
4. La historia: ciencia ficción emotiva e intimista, toda una rara avis para la época
5. La átipica banda sonora de Vángelis. Uno de sus mejores trabajo para el cine.
6. Su caracter precursor: definió en buena parte la estética cyberpunk y abrió nuevos derroteros para la CiFi.
7. El personaje, sofisticado e inquietante, de Sean Young
8. El ya mítico discurso final de Roy Batty (Rutger Hauer): "I've seen things..."
9. La empanada existencialista que propone: ¿qué nos define realmente como humanos?
10. Se ha reeditado en DVD. La edición es básica, pero se ve y se oye de miedo, que es lo importante.
11. Es una gozada de peli.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Estrenamos año 1 de enero de 2007

El 2006 murió haciendo mucho ruido, y ya nos hemos plantado en el 2007. Mi fin de año transcurrió entre amigos, con buena comida, buen entretenimiento y canciones de Karaoke. Claro está que también hubo bebida, y es la responsable de que el día uno haya estado acompañado de vómitos, dolor de cabeza y estómago vuelto del revés. Síntomas de lo que comúnmente llamamos resaca.

En fín, muchas felicidades, y a ver si en el 2007 logramos entre todos que las risas y las palabras se impongan a las ejecuciones y las bombas.

¿Te gustó? ¡Compártelo!: