Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Pensamientos efímeros sobre el pavimento 17 de enero de 2008

Hace un tiempo descubrí una historia que me parece conmovedora.

Resulta que en algunas calles de Pekín se pueden ver ancianos que escriben reflexiones más o menos filosóficas en el pavimento de la calle. Hasta aquí todo normal: los "poetas urbanos" que escriben en el mobiliario público existen en casi cualquier gran ciudad europea. Pero en este caso hay una diferencia sutil, pero trascendental: estos ancianos chinos escriben con agua. Esos preciosos Kanjis se quedan impresos en las baldosas hasta que, en poco tiempo, se evaporan sin dejar rastro.

Hay muchas implicaciones en el simple cambio de la tinta por el agua: en primer lugar, la intención del autor. No es una búsqueda de trascendencia o protagonismo, como sería el usar tinta, es sólo difundir un pensamiento cuya impresión desaparecerá pronto, como lo hará el propio pensamiento que dio lugar al mensaje. También refleja un enorme sentimiento de armonía con el entorno, que no se ve alterado de ninguna forma permanente con la difusión del mensaje. E incluso podemos ir más allá y relacionar esta escritura con la infinitud de la naturaleza y el tiempo, porque, en un espacio reducido, el autor puede escribir indefinidamente, sin preocuparse de las dimensiones de su parcela.

Realmente hay poesía tanto en lo que transmiten como en cómo lo transmiten.

Aquí tienen el artículo en el que descubrí todo esto.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!: