Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

All you need is love, parte uno 14 de febrero de 2008

Hoy es San Valentín: Día de los Enamorados.

Una vez leí por ahí que este día nació cuando a un Papa del siglo nosecuantos le dio por reventar una fiesta pagana que tenía lugar por estos días. Seguramente, como casi todas las fiestas paganas del siglo nosecuantos, tendría un componente guarrillo que le desagradaba a la Muy Seria Iglesia Romana.

La cosa se salió de madre a principios del siglo XX, cuando en el mundillo anglosajón se introdujo la costumbre de intercambiar tarjetitas ñoñas (Valentines, le llaman por allá) entre amigos del sexo opuesto, lo que pronto derivó en el intercambio de rosas, bombones y viajes a París entre novietes.

Y ahora, como este es mi blog, he aquí mi reflexión personal: ¿qué pienso yo de este día?. Pues en primer lugar, no comparto la opinión de esos que se rasgan las vestiduras por mercantilizar el sentimiento amoroso: al fin de cuentas, nadie obliga a nadie a comprar nada, se puede celebrar perfectamente un San Valentín sin gastarse un euro (véase para ello la segunda parte de este post), y además muchos de los grandes beneficiados por este día son pequeñas floristerías y modestas tienditas de regalos.

Pero eso es una cosa, y otra (que me irrita mucho) es la trivialización publicitaria y mercantilista de un sentimiento tan profundo como el amor verdadero e incondicional hacia otra persona. Creo que es un aspecto de la persona tan íntimo y profundo como puede ser la fe religiosa, y de hecho se parece a ésta en que ha sido el motor de muchos actos maravillosos (y, por desgracia, también de atrocidades) y en que puede ser uno de los aspectos más importantes (o tal vez el más importante) de la vida de un individuo. Por tanto no debería ser objeto de un tratamiento tan frívolo y ninguneante como el que recibe de ciertos desalmados que probablemente desconocen en qué consiste realmente amar a una persona.

En cualquier caso, mi más profunda felicitación a todos aquellos que realmente se desviven desinteresadamente por el bienestar y la felicidad de otro ser en particular, porque, junto a otros cuantos ingredientes fundamentales, es la base del amor.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



1 Comentarios:

10:35 AM, Anonymous Daniel

Prefiero el día del "Solomillo y la...".

Ains... qué bruto soy.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home