Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

El microclima de la Volkshalle 4 de febrero de 2008

En el número de este mes de la Historia y Vida (revista que nunca me cansaré de publicitar gratuitamente, porque es fabulosa) publican un artículo sobre la controvertida arquitectura que Albert Speer concibió, mano a mano con Hitler, para glorificar el III Reich.

Estos diseños tenían en mente el concepto del Valor de las Ruinas, por el cual los edificios más importantes debían estar fundamentados en el granito y la piedra, con la menor presencia del cristal, para que con el devenir de los años se convirtiesen en ruinas gloriosas que diesen testimonio de la grandeza del Reich. Obviamente es un concepto basado en las ruinas de la Roma Antigua, que también inspiraron formalmente la arquitectura grandilocuente de los demás totalitarismos del s.XX

El proyecto más ambicioso de Speer fue la Welthauptstadt Germania (Capital Mundial Alemana), que consitía en la remodelación completa de Berlín para convertirla en la ciudad gloriosa que tenía en mente Hitler. Y el corazón de esta urbe sería el Volkshalle (salón del pueblo): un ciclópeo edificio rematado con una cúpula inmensa, concebido para albergar en una única sala a 180.000 espectadores (!!!), a los que Hitler arengaría desde su estrado. El edificio nunca se llegó a construir, y de hecho existían enormes problemas arquitectónicos para hacerlo. El más llamativo es que un número tan elevado de personas respirando simultáneamente provocarían un microclima, de forma que se podrían llegar a condensar nubes en el interior de la cúpula, e incluso hacer que lloviese en el interior del edificio.

Tras leer el artículo, me dio la impresión de que la Welthauptstadt de Speer en general y el Volkshalle en particular eran toda una metáfora de todo el III Reich y su destino: proyectos colosales y grandiosos, pero desalmados e irrealistas. Planes que desde el principio, por soberbia y entropía, estaban condenados a no llegar a materializarse jamás.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



3 Comentarios:

9:52 PM, Anonymous Replicante

La historia es importante, pero no primordial. Eterno debate Muad'Dib vs Replicante.

Jejeje.

 
10:36 AM, Blogger Yeray-Muad'Dib

Pues nada, nada, continuemos el debate, que no hay que desperdiciar niguna ocasión para un sanote intercambio de puntos de vista.

¿Porqué creo que la historia es primordial? Pues por tres (3) motivos:

1. En base a acontecimientos pasados, permite inferir consecuencias de acciones presentes. Obviamente porque en el pasado "a > b" no quiere decir que si vuelve a ocurrir "a" vaya a ocurrir "b", pero sí es cierto que, por ejemplo, conociendo cómo actuaron en el pasado aquellos líderes totalitarios que manipularon al pueblo, podemos detectar más facilmente a líderes totalitarios actuales que pretendan hacer lo mismo. Y eso es aplicable a muchos otros campos. La naturaleza humana no cambia tanto, así que la experiencia pasada que nos proporciona la historia es un arma fundamental para protegernos de la manipulación. Es el argumento ese (que por estar manido no deja de ser cierto) que "sólo conociendo la historia puedes evitar que vuelva a repetirse".

2. Aumenta la capacidad del hombre para comprender (y gozar) el arte y la cultura. Por ejemplo, si conoces el proceso de construcción de la URSS puedes disfrutar enteramente de "Rebelión en la Granja" o "1984". Si conoces la guerra de independencia de la invasión napoleónica puedes acojonarte de verdad con el trasfondo de muchas de las obras de Goya. Si conoces el proceso de colonización de los EEUU puedes disfrutar con plenitud del juego "Colonization".

3. Le proporciona al hombre una oportunidad única para aumentar la importante capacidad de ánalisis y criterio de juicio, que dificilmente se da en otros contextos. Se puede aprender mucho de la naturaleza humana estudiando lo ocurrido en Alemania durante el ascenso del fascismo, o el dramático proceso de establecimiento colonial de los EEUU, o (más importante aún) los aterradores y casi desconocidos regímenes dictatoriales de los años 60 en Sudamérica y Grecia.

Pero por supuesto, es una opinión. Aunque la historia demostrará que llevo la razón.
(eso último es coña)

 
8:40 PM, Anonymous Replicante

Veo tus cartas y apuesto:

La historia es muy importante, pero no primordial, y la aplico a tus tres razones:

1. Sin duda el conocimiento es una ayuda innegable, pero no imprescindible, las civilizaciones cambian, y las decisiones pasadas no siempre son adaptables, incluso podrían ser contraproducentes. De todas formas sigo diciendo que la intuición, la empatía y 'la mala idea' son mejores armas para descubrir artimañas, que la propia historia.

2. Igualmente, muchas veces por exceso de conocimiento ciertas clases de películas pueden resultarte monótonas y manidas. En cambio puedes deslumbrarte de la gloria de la Antigura Roma, descubriéndola a medida que ves una peli de romanos, como ejemplo.

3. La historia no creo que nos de una visión de la naturaleza humana, más bien nos enseña una visión de la evolución de la naturaleza humana. Más que historia, el día a día con el trato de la gente te da esa capacidad de análisis y criterios de juicio del que hablas. ¿Quién sabe más de la condición humana: un cura, un misionero, un taxista, una prostituta, o un historiador? Ahí lo dejo :P

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home