Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

... y puede que ese día nunca llegue... 13 de febrero de 2008

Muchísima gente ha visto la trilogía de "El Padrino", de Francis Ford Coppola (basada en la novela de Mario Puzo). Y de esa gente que la ha visto, la mayoría opina que es una obra cinematográfica soberbia. Hoy me gustaría recordar los motivos por los que yo opino lo mismo:

1. Michael. El Don Vito de Brando es la imagen de la primera parte, pero para mí el personaje de Michael Corleone y la vida que le da Al Pacino son el principal motivo por lo que la saga es lo que es. Muy pocos personajes cinematográficos tienen una fuerza parecida.

2. Los secundarios. Dejando de lado a Pacino, Brando y De Niro, tienen presencia destacada una serie de actores secundarios en estado de gracia, como el Fredo de John Cazale (actor de culto donde los haya) o el Tom Hagen de Robert Duvall.

3. La ambientación. Tanto la Italia rural como los paisajes urbanos de Nueva York están retratados con un realismo y una atmósfera acojonantes.

4. Metáforas y montajes. Ya sea por su simbolismo o por la efectividad del montaje, hay diversas escenas estremecedoramente inolvidables. Por poner unos ejemplos están la del tiroteo con las naranjas (Parte I), la de la Caballeria Rusticana (Parte III) o mi favorita: la repartición de la tarta de Cuba entre los mafiosos (Parte II).

5. La tipografía y el logo. Este motivo no suele salir en las revistas de cine, y no creo que sea trivial: al fin de cuentas, ¿no son realmente fantásticos la tipografía del título y el logotipo de la mano del titiritero?. Quien los concibió se merece algo de más reconocimiento.

Y para terminar, he aquí una extensa y jugosa colección de links variopintos sobre la saga, por obra y gracia de Grow-a-Brain.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



1 Comentarios:

12:27 PM, Anonymous Daniel

Vaya, justo hoy me planteaba escribir un post sobre El Padrino en mi blog.

Estos días ando metido en el mundo del Padrino de pies a cabeza. Reparto mi tiempo libre entre el libro de Mario Puzo, el videojuego de la película, y esta tarde visionado en pantalla grande de la primera parte de la trilogía.

Para mí, Tom Hagen, Clemenza, Tesio, Michael y Sonny son como de la familia, todos bajo la protección del Don.

Si no habéis leído el libro os lo recomiendo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home