Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Privilegios e injerencias 7 de julio de 2008

El viernes pasado Nicole Muchnik publicó en El País el espléndido artículo La excepción religiosa española, acerca de la particular relación entre Iglesia y Estado que tiene lugar en España. Es totalmente respetuoso con las convicciones religiosas personales (de lo contrario no lo habría recomendado), pero critica con dureza las injustificables injerencias políticas de la cúpula católica española, así como sus desorbitados privilegios, totalmente incompatibles con un modelo de estado aconfesional y una sociedad cada vez más plural, multicultural y religiosamente diversa.

Reproduzco a continuación tres párrafos extraídos del artículo, y les invito a que lean el resto.

"La Constitución española es aconfesional y ofrece un espacio neutro para todos. Entonces, ¿dónde está el problema?, ¿cuál es la excepción española comparada con la mayor parte de las democracias laicas occidentales? Es la financiación, no generosa sino pródiga, de la Iglesia católica por el Estado, entre exenciones fiscales, ayudas económicas y subvenciones a los centros escolares concertados. Es el que toda alusión a la laicidad sea considerada blasfema.

El problema -la excepción- es también el que las altas autoridades de la Iglesia católica se pronuncien políticamente sobre las decisiones gubernamentales y den consignas de voto. Es el que los obispos bajen a la calle para manifestarse políticamente contra un Gobierno elegido democráticamente por la mayoría de los ciudadanos. Es el que escuelas construidas para ser públicas se conviertan por arte de magia en escuelas privadas o concertadas. Es el que los presidentes de Gobierno y los ministros de este Estado aconfesional juren o prometan el acatamiento a la Constitución ante la Biblia y un crucifijo.

Y también es el que la Conferencia Episcopal financie -¿con el dinero del Estado?- y apruebe los planteamientos casi golpistas de una radio nacional, portavoz de una ultraderecha que cabalga alegremente sobre el lema de que España se rompe, y practica una estrategia de la tensión en lugar de lo que debería ser el papel de una iglesia: ayudar al consenso."

(N.Muchnik. El País, 4/7/2008)

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: