Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

¡Patria o muerte! 11 de septiembre de 2008

Si descartamos a la elección que parece más lógica, que es Oliver Stone, parece que Steven Soderbergh es uno de los directores estadounidenses más apropiados para abordar un proyecto tan comprometido como una crónica sobre la Revolución Cubana centrada en la figura de Ernesto Ché Guevara.

Y el resultado parece confirmarlo: Ché, el argentino, es una estupenda película a medio camino entre el género documental, film bélico y biopic. Se retratan con bastante realismo los acontecimientos sucedidos en Sierra Grande y Santa Clara, a los que se les intercalan fragmentos de diversos discursos y entrevistas del Ché, ya en su faceta de representante del nuevo gobierno cubano. La revolución se cuenta a través de anécdotas y fragmentos de la vida cotidiana de los guerrilleros, junto con escenas, rodadas de forma más convencional, de las diversas acciones armadas.

Posiblemente el mayor reto de una película de este tipo es el enfoque de un personaje tan terriblemente carismático y polémico como el Ché, que para muchos es el prototipo de idealista romántico y para otros un militar sobrevalorado, narcisita y manipulador. En la película se opta por retratar, de forma clara y precisa, los actos y parlamentos que mejor definen al personaje, sin entrar en valoraciones. Obviamente, seleccionar aquello que se retrata supone una cierta subjetividad y en este caso se aprecia una simpatía por las facetas más idealistas, apasionadas e incorruptibles del Ché, pero tampoco se dejan de lado aspectos más discutidos, como su clarísima determinación a la opción armada para derrocar a Batista frente a otros métodos más pacíficos o el uso del fusilamiento para impartir justicia.

En general, la película logra con muchísima eficacia mostrarnos un pedazo trascendental de la historia, y acercarnos a uno de los protagonistas indiscutibles de las profundas transformaciones políticas y sociales del siglo XX. Y con ese estilo visual y narrativo que tiene el Soderbergh, y que tanto me gusta.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: