Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

2008: The aftermath 31 de diciembre de 2008

Pues nada, otro año echado para atrás.

Y durante toda esta última semana se le ha bautizado de mil formas: el año de la gran crisis, el año negro, el año del derrumbre... pobrecito. A mí me gusta más eso de El año en el que todo cambió, porque no creo que todo haya sido nefasto. Veamos:

- Ha sido el año en el que ha ganado Obama. Lo que implica ilusión y esperanza, que no es poco, y que nos hemos librado de que Palin (recordemos: anti-ecologista, anti-pacifista y un poquito más a la derecha que Hitler) tuviese uno de los cargos más influyentes de la tierra. No está mal, ¿no?

- En cuanto al cine y los videojuegos, ha sido el año en el que nos hemos emocionado con Wall·E y Eve, descubrimos otra forma de hacer series con The Wire y también en el que compramos, ilusionados, el Spore. Muchos también descubrimos que hay grandes juegos más allá de los circuitos comerciales.

- Luego está aquello por lo que realmente será recordado este año en los libros de historia: el gran batacazo bursátil y económico. Miles de familias se han visto privadas del sustento económico familiar por culpa de los malditos EREs, y muchas otras han perdido sus ahorros, depositados en fondos garantizados por mentirosos profesionales. Ahora bien, supongo (desde mi perspectiva bastante profana sobre todo esto) que algo positivo también se ha sacado de todo esto: una lección. La del que el neoliberalismo tatcher-reaganiano impuesto en los 80 y el todo-vale en los sistemas económicos no funciona. Eso ya lo sabían los pobres, pero ahora también lo saben los ricos. Al igual esto fuerza un sistema más racional, y las cosas realmente empiezan a cambiar.

- Es también el año en el que unos cuantos popes le han puesto fecha de caducidad a la hegemonía de EEUU como eje del mundo moderno: 2050.

- También en el que todos nos acojonamos al ver caer un Spanair lleno de gente, que podían ser nuestros vecinos, amigos o familiares (y de hecho, en muchos casos, lo eran).

- Y por último, la guerra. Tras 60 años de conflicto, Israel ha iniciado sin venir a cuento una masacre en la que han muerto casi 400 personas. A nadie le sale las cuentas: ¿casi 400 muertos, la mayoría civil, por unos cuantos cohetes lanzados por Hamás?¿Dice que es sólo una operación de castigo a los terroristas, y no deja pasar a la ayuda humanitaria? No se lo creen ni ellos. Aquí resulta dificil ser optimistas, pero tal vez la crisis y la pérdida de hegemonía estadounidense también consigan cambiar la situación en Oriente Medio, cuando Israel se de cuenta de que su primo de Zumosol está en cama, malito.


En definitiva: es probable que si lo ponemos todo en la balanza, ésta se rompa por exceso de peso en el platillo de lo chungo, pero no podemos olvidar que al otro lado hay muchas otras cosas a las que podemos asignarles el peso que queramos. Yo, por ejemplo, he pasado este año junto a la persona a la que quiero, y no hay balanza que pueda pesar algo semejante.


Feliz año, gente. No saben cómo me alegra que hayan seguido leyendo mis desvaríos incoherentes. A ver si consigo que siga siendo así.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



3 Comentarios:

2:46 PM, Blogger MEM

Segun el horóscopo chino es el año de la rata un año que se supone de abundancia, de oportunidades y buenas perspectivas.En fin incluida la crisis, ironicamente creo que ha sido uno de los peores años que he pasado.Pero hubo algo positivo y es que pude volver a visitar tu isla que me hacia mucha ilusión.

Feliz nuevo año¡¡¡

 
3:23 PM, Blogger ada

cualquier crisis lo que implica siempre es la necesidad de un cambio, porque los patrones, los sistemas actuales ya no funcionan en este momento. Y esto es así en un país, en una sociedad, en una empresa , en una familia,...
lo que pasa es que sentimos que todo lo que ocurre a nuestro alrededor se escapa a nuestro control, y eso es lo que nos produce ansiedad.
pero a la larga, las crisis son necesarias para pararnos a pensar en qué nos estamos equivocando y aprender de ello. tenemos que evolucionar, porque, como pensaba Aristóteles hace mucho tiempo, la vida es constante cambio

 
6:30 PM, Anonymous anro

Llevas razón en todo. Y qué caray, hay que ser optimistas. Por supuesto todo lo malo del 2008 se ha ido con él, ahora hay que plantarle cara al 2009, pero eso será mañana. Hoy hay que tomar las doce uvas y los doce rones. ¿Vale?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home