Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Mi nombre es Harvey Milk, y vengo a reclutaros 2 de febrero de 2009

En el cine se ha narrado unas cuantas veces la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos de la minoría afroamericana, pero pocas veces una película de gran distribución se ha retratado la crónica de la lucha por la igualdad del colectivo Gay en el país más ultraconservador del hemisferio occidental. Sólo por eso ya produce curiosidad la peli Mi nombre es Harvey Milk. Pero si a eso le unimos la dirección de Gus Van Sant y el protagonismo de Sean Penn, todo pintaba a que iba a ser una gran película.

Y en efecto, lo es. O al menos a nosotros nos gustó mucho. Se trata de una crónica que arranca con la llegada de Harvey Milk al barrio de Castro de California, que poco a poco se iría convirtiendo en un punto de encuentro para los homosexuales de la región. Su cargo simbólico de Alcalde del Castro le anima a iniciar una carrera política que, con luces y sombras, acabaría convirtiéndolo en una auténtica leyenda. Obviamente, por el camino se encontrará con retrógrados, reaccionarios y ultras que intentarán dinamitar su gigantesca campaña por los derechos civiles y la igualdad. Resulta realmente sorprendente conocer las terribles leyes en contra de los homosexuales que tenían vigencia en los EEUU hasta hace apenas 25 años, y hace reflexionar sobre las gigantescas transformaciones sociales y culturales que han tenido lugar recientemente, aún cuando estén por completarse.

Desde luego, una de las cosas que más llaman la atención de la peli es la impresionante interpretación del Penn, pero no hay que olvidar el excelente trabajo técnico que se ha realizado para recrear la estética de la época, incluyendo la textura y el look & feel de la imagen misma. Los secundarios también están a la altura de las circunstancias, y se evita el sentimentalismo, el morbo y el efectismo, a pesar del riesgo que se corre con una historia de esta naturaleza.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: