Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Una historia de enamorados 9 de febrero de 2009

Como en menos de una semana será San Valentín, voy a aprovechar para compartir con ustedes la historia de lo que le pasó a un conocido hace ya una pila de años años, porque tiene su coña e incluso moraleja. Espero que, en el remoto caso de que el protagonista lea esto, no le importe que reproduzca aquí lo que le pasó.

Este chaval, de unos veintipico años en aquel momento, se enfrentaba a la dificil tesitura por la que pasan casi todos al enfrentarse a San Valentín. Me contó que pasó semanas pensando en algo que comprarle a su novia: algo que fuera original, romántico, divertido y que pudieran compartir. Más o menos lo que pretenden todos, supongo.

Y resultó que decidió comprarle un vibrador. O consolador, o dildo, o como le quieran llamar. Me comentaba que en aquel momento le parecía un regalo ideal, por su originalidad (?), porque era romántico (??) y porque era un regalo que podían compartir (!!!). Como comprenderán, a mí me costaba horrores mantener la risa, sobre todo por la seriedad y gravedad con la que el chaval me contaba el relato.

Pero la chica en cuestión, al ver el regalo, no compartió el criterio de su amante. Le pareció un regalo hortera, de mal gusto y, sobre todo, que transmitía un mensaje pésimo (algo como te regalo esto para que me dejes en paz y te desfoges tú solita, tal vez). Ella le tenía preparado un precioso y gigantesco libro ilustrado sobre dragones (él era un fanático de Dragones y Mazmorras) y una bonita caja de madera con tres botellas de vino, por lo que la diferencia entre los dos regalos era bastante evidente, máxime cuando el consolador era un modelo básico comprado en Jomato'g Sex Shop.

El caso es que el regalo desembocó en una discusión que derivó en una escalada de violencia, en la que se echaron trapos sucios a la cara. Finalmente, esa misma noche rompieron definitivamente. Pocas semanas antes incluso hablaban de boda.

Como dije antes, hay una moraleja en esto que podría ser no te arriesges con un cacharro sexual si no conoces bien a tu pareja, y a veces ni así, pero tal vez lo que cualquier pareja debería recordar (y no siempre se hace, a pesar de lo evidente que parece) es que San Valentín es sólo una fecha, que puede ser un día tierno y especial, pero que carece realmente de importancia en comparación con el día a día y lo que se demuestra durante todo el año.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



5 Comentarios:

12:38 PM, Anonymous Anónimo

Que manera más estupida de perder a una pareja, porque hay que ser realmente IMBECIL para hacer algo semejante, porque lo primero era regalarle algo que significara que él, la apreciaba y después regalrle el artilugio sexual, cuando ella demostró con su regalo que ella si lo apreciaba a él, a cualquier chica eso le parecería soez y de mal gusto, demostrarle amor y cariño a su amada de esa forma tan vulgar y cutre ,en los sexshops se venden gorras con un pene ,es para demostrar que los hombres la mayoría de las veces piensan con el pene, que con el cerebro.

 
8:14 PM, Blogger MEM

ejejjeje ains madre¡¡¡ con lo bonitos que son los anillos de diamantes ,por ejemplo, un bonito detalle para regalar y baratitos :PP

 
8:23 AM, Blogger Yeray-Muad'Dib

O si en la tiendilla se han quedado sin anillos, ¿también vale uno de esos Mercedes chapados en oro?. Si se ven tantos en Dubai, debe ser porque están baratitos, supongo.

 
12:53 PM, Anonymous Anónimo

Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.

 
10:30 AM, Blogger MEM

juass siiii siii !!!!! tambien vale :)
pero que lo regalen con plaza de garaje , para no dejarlo en la calle, por si lo rallan y eso.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home