Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Ágora: reflexiones en frío 21 de octubre de 2009

Ahora que han pasado un par de semanas desde el estreno de la esperadísima Ágora de Alejando Amenabar, y que ya se van callando las críticas más en caliente, ya puede uno sacar sus propias conclusiones. Les anoto las mías, por si interesa:

- La crítica más común a la peli es su frialdad y falta de conexión con el público. No entiendo muy bien la razón, porque no faltan las escenas plagadas de lirismo y emotividad. Las elipsis planetarias son absolutamente escalofriantes, así como la escena climática del final. Pudiera ser, si acaso, que la aparente falta de pasiones, ejem, mundanas por parte de la protagonista se considere una frialdad que empapa a la película, pero creo que los acontecimientos que la rodean aportan al relato la fuerza necesaria. Personalmente me parece una película realmente cautivadora.

- Luego, está la tontería esa de que es anti-cristiana y atea. Repito, es una tontería: la peli es un relato histórico con ciertas dramatizaciones de hechos concretos, pero por lo que yo sé de historia, no se exagera las actitudes y formas de actuación de aquellas primeras sectas cristianas. Sería como decir que La Lista de Schlinder es anti-alemana.

- Precisamente también se le acusa de ser históricamente imprecisa, pero no hay que olvidar es un producto artístico y de entretenimiento, no es un documental. Los hechos generales y el contexto histórico son ciertos y documentados, pero claro, Hipatia sale mucho más guapetona de lo que probablemente era, pero no parece justo que nadie se rasge las vestiduras por ello. Y lo que sí es cierto es que el personaje es tan interesante como sugiere la película: no en vano es la única mujer que se ganó el honor (extrañísimo para la época) de aparecer en el fresco de La Escuela de Atenas.

- A menudo Amenabar recibe ataque por todos los frentes de la crítica especializada y el onanista mundillo de los subvencionados, pero está claro que, siendo bastante jovencillo, ha demostrado una capacidad cinematográfica indudable, la habilidad para el tratamiento de géneros muy diversos y la extrañísima virtud de aunar vision artística con conexión con el público (y si no, ahí están las recaudaciones). Conclusión lógica: hay muchos envidiosos por ahí, así como muchos temerosos de perder el trono del elitismo cultural. Yo espero de veras que este hombre (junto con su inseparable Mateo Gil) siga ofreciéndonos productos de tantísima calidad, tanto técnica como narrativa, y que siga explorando nuevas facetas de su creatividad.

- Y por último, viendo su trabajo ¿no será la Weisz, junto con la Winslet, las actrices más sobresalientes del cine de los últimos años?

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: