Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Mujeres implicadas en tiempos históricos 26 de abril de 2010

En los convulsos albores del siglo XX fue mucha la gente que desempeñó un papel crucial en el devenir de la historia mediante el activismo político y filosófico. Y en contra de lo que algunos piensas, las mujeres jugaron un importante papel, especialmente en los sectores sociales más libertarios. Aquí en España hubo unos casos ejemplares, como el de la anarquista y ministra de la II República Federica Montseny, la abogada Victoria Kent o la más conocida Dolores Ibárruri.

Pero en este post quiero plasmar brevemente la trayectoria vital de dos mujeres especialmente interesantes, de enorme valentía y enorme coherencia política: Rosa Luxemburgo y Emma Goldman.

Rosa Luxemburgo (1871-1919) fue una teóloga marxista de origen judío y cofundadora en 1916 del movimiento político revolucionario Liga Espartaquista, que daría lugar al Partido Comunista Alemán. En los albores de la Primera Guerra Mundial organizó manifestaciones llamando a la objeción de consciencia y la desobediencia civil, intentando evitar la participación alemana en el conflicto. Por éste y otros motivos pasó largas temporadas en diversas penitenciarias.
En 1916 demostró una gran lucidez política al firmar (con el seudónimo Junius, el fundador de la República de Roma) un artículo en el que criticaba a los bolcheviques, y advertía del peligro de que su gobierno derivara en una dictadura. En este tiempo pronunció su famosa frase Freiheit ist immer die Freiheit des Andersdenkenden: La libertad siempre ha sido y es la libertad para aquellos que piensen diferente.
Al salir de su última prisión Rosa fundó la revista La Bandera Roja, desde donde luchó por la abolición de la pena de muerte y la amnistía para los presos políticos. Tras la segunda ola revolucionaria que asoló Alemania durante la República de Weimar (y que Rosa predijo que acabaría mal), que los Freikorps de Friedich Ebert se apresuraron a sofocar, Rosa y su compañero Karl Liebknecht fueron aprisionados en Berlín. Los dos fueron violentamente asesinados ese mismo día.

Emma Goldman (1869-1940) fue una anarquista pionera de la lucha por la emancipación de la mujer. A los 16 años empezó a trabajar en una fábrica textil estadounidense, y se unió al movimiento libertario, especialmente tras el motín de Kaymarket, donde se ahorcaron a cuatro anarquistas. Al trasladarse a Nueva York a los 20 años conoce a Alexander Berkman, y pasa a ser la principal dirigente del movimiento anarquita de los Estados Unidos. Se dirigió a los obreros en paro para transmitirles el mensaje pedid trabajo, si no os lo dan, pedid pan, y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan. Pasó por la carcel en multitud de ocasiones: por defender a Berkman tras el intento de asesinato que éste perpetró contra Henry Clay Frick, por la distribución de un artículo en favor de la contracepción, por su conspiración conra el servicio militar, por hacer públicas sus convicciones pacifistas durante la Primera Guerra Mundial...
Finalmente, en 1919, J. Edgar Hoover consiguió expulsarla del país, y se refugió en la URSS. Disconforme con el autoritarismo soviético, se instaló definitivamente en Canadá. En 1936, Goldman colaboró con el gobierno español republicano en Londres y Madrid durante la Guerra Civil española. Escribió un apasionado artículo que escribió sobre el anarquista español Buenaventura Durruti titulado Durruti is Dead, Yet Living.
Emma Goldman murió en Toronto en 1940 y está enterrada en Chicago.

En mi caso, conocí la trayectoria de Emma por la hermosísima canción When Alexander met Emma de Chumbawamba.


Info tomada principalmente de la Wikipedia: Rosa, Emma.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!: