Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Japón, 1886 3 de marzo de 2010

Hay comos dos "Japones" tópicos que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en el país: el de las superciudades atestadas de gente, neones y tecnología, y por otro lado el de los samurais y las geishas.

Este último Japón se ha configurado en el subconsciente colectivo a través de los delicados grabados policromados o las adaptaciones cinematográficas. Pero lo que es realmente extraño es el testimonio directo como el de esta alucinante serie fotográfica de 1886, que muestra los últimos estertores de una forma de vida a punto de desaparecer.

Al innegable valor documental se une, sin duda, la extraña atmósfera que emanan estas instantáneas, que destilan melancolía, solemnidad y decadencia por todos lados.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Un precioso timelapse de Japón 15 de diciembre de 2009

Oooohhh... que colores. Lástima que la música sea algo cuestionable.

Grabado en el Fuji y las prefecturas de Miyajima e Iwate.

(Gracias Damagode)

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Butoh: la danza de la oscuridad 23 de julio de 2009

Cuando se habla de las artes escénicas japonesas, el Kabuki o el Noh suelen ser los géneros que reciben más atención, y por la antiguedad y tradición de las mismas, se suele pensar que el inmovilismo es la norma en el arte dramático de las islas.

Sin embargo, tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la sociedad nipona aún estaba sumida en el trauma de las bombas atómicas, se enfrentaba a la caída de sus dogmas y veía como los estudiantes se rebelaban violentamente contra la autoridad establecida, dos personas crearon una nueva forma de expresión artística: el Butoh, que pretendía explorar nuevos horizontes en la danza y alejarse tanto de las imitaciones de bailes europeos que estaban poniendo de moda como de la superficialidad del Noh.

Los creadores del Butoh fueron Tatsumi Hijikata (considerado el arquitecto) y Kazuo Ohno (el alma). Desde el principio fue un tipo de manifestación artística transgresora y rompedora, en la que primaba la libertad escénica y que exploraba abiertamente temas tabú. De hecho, la primera representación Butoh se basó en el Kinjiki de Mishima, en el que se trataba la homosexualidad y la pedofilia.

En el nuevo arte el protagonista, a menudo maquillado completamente de blanco, basa su interpretación en movimientos contenidos, poderosos y grotescos. Es común la improvisación, así como la representación de la transfiguración del interprete y la transición entre estados anímicos. La puesta en escena suele ser minimalista, y la atmósfera de las representaciones oscura e inquietante.

La variedad de estilos y la ausencia de una imaginería común, así como lo desconcertante que pueden ser las actuaciones, dificultan la popularidad del Butoh, e incluso sigue siendo un arte relativamente desconocido en el mismo Japón. Sin embargo, a finales de los 80 diversos grupos empiezan a llevar este arte fuera del archipiélago, y surgen grupos e intérpretes por Europa y América Latina.

Hoy en día se pueden ver representaciones Butoh en circuitos restringidos de buena parte del mundo, e Internet ha facilitado que el público conozca una de las formas artísticas más inquietantes, trasgresoras y oníricas, en las que la exploración corporal y la reflexión interior se conjugan de una forma sorprendente.


Para más información sobre este arte pueden recurrir, como siempre, a su artículo en la Wikipedia, tanto en inglés como en castellano.

En este Tubo pueden ver una espléndida representación Butoh a cargo del bailarín suizo Imre Thormann.

En este otro, de peor calidad de visionado, pueden ver un fragmento de Hosotan, con el co-creador del Butoh Tatsumi Hijikata.

Y también hay material del otro fundador, Kazuo Ohno: Mar Muerto y un pequeño recopilatorio de sus actuaciones.

Que por cierto, Ohno está de cierta actualidad, porque el nuevo disco de Antony & The Johnsons, The Crying Light, está dedicado a él. De hecho, la maravillosa foto de la portada es una instantánea que le sacó en 1977 el fotógrafo Naoya Ikegami.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



De nuevo, Tokio cyberpunk 2 de abril de 2009

El Cyberpunk en su máxima expresión formal y emotiva tiene dos sedes: Tokio y Los Ángeles. Y, al menos en su vertiente visual, los recovecos metálicos y los neones luminosos han convertido a la capital japonesa en la ciudad que con más poesia refleja la decadencia deshumanizadora de la tecnología.

Hay por ahí millones de blogs y galerías de imágenes que exploran la asombrosa arquitectura de Tokio. Una de las mejores que he visto ultimamente es esta tremenda serie fotográfica de Thomas Birke, publicada hace unos días en Dark Roasted Blend y en la que se retrata con una sensibilidad exquisita algunos rincones poco trillados de esa rareza urbana.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Nare-sushi: más dificil todavía 14 de octubre de 2008

Desde que se puso de moda el exotismo de la comida japonesa hace unos cuantos años, la gente se ha empezado a familiarizar con esos ladrillitos de arroz con un cacho de pescado crudo encima: El Sushi. Pero, en contra de lo que se suele pensar, no todo en Japón tiene mil años de antiguedad ni es inmutable.

Viendo el otro día el canal Viajar (uno de esos canales de televisión por los que conservo la fe en una televisión inteligente) disfruté de parte de un curioso documental sobre el Sushi, en el que contaban que el producto que hoy conocemos con ese nombre es sólo la evolución (en forma de fast-food) de un antigo producto llamado Nare-sushi.

La forma auténtica y tradicional de preparar el Nare-sushi es realmente fascinante: se coge el pescado recién capturado, se limpia de entrañas y escamas, se sala y se mete en un gran tonel de madera, que se cierra con una enorme piedra. Allí se deja ese pescado durante DOS AÑOS. Pasado este tiempo, ese pescado (si aún puede llamársele así) se mezcla con arroz, y el tonel se vuelve a cerrar durante otros tres meses. Tras este proceso se obtiene... una cosa... que según el narrador del documental tiene un sabor muy peculiar, no apto para iniciados. Imagino que ningún producto que pueda encontrarse en un restaurante occidental tendrá un sabor parecido.

Hace algo más de un siglo, el frenético ritmo de vida en Edo (la actual Tokio) propició la adaptación a un formato más adecuado, que no necesita proceso de fermentación ni el uso de palillos: el Sushi que conocemos hoy en día.

Si ya esos deliciosos (cuando el restaurante es bueno, claro) trocitos de pescado con arroz les resultan repugnantes a mucha gente, a saber qué opinarían de un producto aún más radical y alejado del gusto occidental como ese Nare-sushi.

Y para terminar, recordemos a este genial clásico del Tubo sobre la materia.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Amigurumi freak 18 de septiembre de 2008

El Amigurumi es una técnica japa para hacer muñequillos de peluche usando lana. Tradicionalmente se suelen hacer osos, conejos, gatos o perros, pero últimamente (como casi todo lo relacionado con japón) se le está dando un toque freak, como puede comprobarse con estos espectaculares muñecos Amigurumi del Señor de los Anillos, o en esta galería de Flickr, donde incluso podemos encontrar al Dr.Zoidberg.

Pues nada, si a alguno le llama la atención todo esto y se anima a aprender la técnica (yo tengo ya demasiadas aficiones con las que maltratar mi escaso tiempo libre), a ver si me hace un Shai-Hulud de lana, que está cerca mi cumple.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Imágenes evocadoras de otro mundo 9 de septiembre de 2008

El Japón de finales del siglo XIX es muy distinto al de hoy en día, pero sigue presente en la memoria colectiva y en innumerables obras que, con mayor o menor fidelidad, han pretendido recrear aquel peculiar universo de Geishas, castillos con puertas de papel de arroz, samurais y jardines.

No hay demasiados documentos gráficos fotográficos de aquella época, y los pocos que hay suelen datar de la época expansionista previa a la Segunda Guerra Mundial. Resulta bastante dificil encontrar instantáneas costumbristas y populares que daten de más de un siglo.

Ése es uno de los motivos por el que sea tan singular el trabajo del misterioso fotógrafo japonés Enami Nobukuni, conocido por el nombre comercial de T.Enami. En las pocas décadas que tuvo abierto su estudio (de 1892 a 1929, cuando murió) produjo instantáneas de grandísima calidad en formato estereoscópico e impresión en cristal, que además de su indudable cualidad estética tienen un valor documental indiscutible. Gracias a Internet, su trabajo está siendo difundido y podemos gozar de la contemplación de unas imágenes totalmente evocadoras.

Pueden saber más sobre este tipo y apreciar su fantástica obra en T.Enami.org, en su artículo de la Wikipedia, y en esta galería de Flickr. Si Googlean encontrarán mucho más.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Orientarse en el metro de Tokio es fácil, si sabes cómo 22 de julio de 2008

Haciendo el tonto por la WWW descubrí hace poco este precioso mapa para orientarse en la estación de metro de Shibuya. Eso me recordó inmediatamente al espectacular diagrama de las líneas de metro de Tokio, que es al que se tiene que enfrentar un occidental para menearse por la ciudad.

A priori no parece muy dificil, hasta que uno se da cuenta de algunas cosas que complican el asunto:

- No todas las líneas son iguales, porque hay varias compañías de transporte operando simultáneamente: si quieres hacer transbordo de la línea de una compañía a otra, debes ir a una zona distinta de la estación, de lo contrario debes permanecer en el mismo área. A veces no es fácil saber de qué compañía es la línea donde te mueves.
- Las estaciones más antiguas (al menos cuando estuve por allí) sólo ponían el nombre en los carteles con caracteres japoneses (Kanjis), así que resulta conveniente tenerlos memorizados.
- El metro puede estar MUY lleno. Pero mucho. De hecho, uno no sabe hasta qué punto puede estar de lleno un metro hasta que llega allí. Diría incluso que hay una palabra específica para designar el grado de, ejem, llenamiento al que llega el metro en Japón.

En cualquier caso, no me negarán que esos bonitos diagramas y mapas de las líneas y el plano de la estación son preciosos como pósters, ¿no?

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El fascinante mundo de las sex-shops en Japón 12 de mayo de 2008

No se pierdan este magnífico artículo de DemonBaby en el que el tipo analiza concienzudamente los extrañísimos, desconcertantes e incluso inquietantes artículos que uno puede pillar en una sex-shop cualquiera de barrio en Japón. Además de las fotos, el texto también tiene mucha coña. Especialmente lo relativo al fonil-linterna-anal.

Y luego algunos de por aquí se escandalizan de que las entrañables tiendas Jomatog expongan su inocente y colorista mercancía a la vista del público...

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



La leche. Nunca mejor dicho 11 de diciembre de 2007

En Japón hay muchas cosas curiosas y fascinantes, y una de ellas es la enorme variedad de bebidas refrescantes o similares: sabores y texturas bizarras para gente que no tiene prejuicios a la hora de experimentar con sabores nuevos. Sus máquinas de vending son una sinfonía de colores y nombres exóticos, en donde elegir puede ser todo un dilema.

Si no me creen, vean esta lista de las diez bebidas más raras del Japón, donde aparecen curiosidades como la Pepsi de pepino o el agua dietética. Pero probablemente la más sorprendente es la número siete: leche materna en Tetra Brick. Si no se lo creen, hay más datos sobre el producto en cuestión en este otro post, donde a su vez hay un enlace al artículo de otro tipo que hizo un experimento, bastante morbosillo, relacionado con todo esto. Está bajo el epígrafe "Vol.5".

Ya saben: hay gente para todo. Lo que pasa es que ahora, con Internet, encima nos enteramos de lo que hacen.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Fuji: el templo de la gastronomía japonesa, en Las Palmas 29 de noviembre de 2007

Tenía algo abandonada mi faceta de crítico gastronómico, que es una de la que más me divierten de este blog, así que voy a aprovechar para saldar una cuenta que tenía pendiente: el comentario del restaurante japonés Fuji, en la calle Guanarteme de Las Palmas de Gran Canaria. Posiblemente el restaurante en el que más buenos ratos he pasado.

El Fuji lleva abierto décadas. De hecho, una leyenda urbana dice que es el restaurante japonés en activo más antiguo de España. No sé si es verdad, pero desde luego es de los más veteranos.

El aspecto, seamos sinceros, es bastante particular. De un sitio tan renombrado uno esperaría una decoración minimalista Zen, en plan espiritual, pero la realidad es bastante distinta. Las reproducciones de Hokusai se mezclan con los calendarios de empresas distribuidoras de mercancías, y se ven detalles curiosos como el revistero con el equivalente japonés del "Hola" o los farolillos publicitarios de Kikkoman. Yo diría que el efecto final es como si estuviésemos en un sitio popular de menús...pero en Japón.

Pero luego está lo que realmente importa: la calidad de la comida. No es que sea buena: es excepcional. El Sushi sigue siendo el más fresco de la ciudad, y los platos son, simplemente, deliciosos. La carta es variada, y si uno conoce verdaderamente la comida japonesa puede pedir especialidades fuera de carta. Los no habituados a las sutilezas niponas estarán encatandos con los platos a base de pollo, y la original ensalada de la casa es un plato obligado. Tal vez se agradecería algo de más variedad en los postres, pero el Yokan está de miedo.

El precio, además, es muy equilibrado. Eso sí, es conveniente reservar y tener algo de paciencia con el servicio, que a menudo se ve saturado.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Respuestas realmente curiosas a preguntas sobre Japón 9 de noviembre de 2007

¿Alguna vez se han preguntado porqué a Japón se le llama Japón fuera de Japón, cuando se le llama Nihon dentro de Japón?

¿O alguna vez se han preguntado porqué el uniforme escolar de las chicas japonesas es de marinerita?

¿O alguna vez se han preguntado porqué las puertas de entrada a las casas se abren hacia afuera en lugar de hacia adentro?

Probablemente no.

Pero por si acaso, las respuestas, junto con bonitas fotos, están en un antiguo artículo del siempre estimulante DarkRoastedBlend.

Algunas no están exentas de humor. La respuesta a lo del traje de marinerita comienza con pues obviamente para alimentar la multimillonaria industria de los contenidos adultos con chicas vestidas de escolares.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Colores nocturnos 14 de septiembre de 2007

Casi todos mis colegas tienen la firme intención de imitar a mi querido compadre Antonio e ir a conocer Japón. Por si aún les hace falta más motivación, aquí tienen esta estupenda galería del Dark Roasted Blend con fotos de la jungla de neón que es Tokio. Tal vez la más interesante es la de los años 60.

Y ya de paso, si les apetece, en mi web puse en su momento mis propias fotos de cuando estuve por allí. Cutres, pero les tengo cariño. Además, fueron las últimas que saqué con carretes de la era pre-digital.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



General y panadero 17 de febrero de 2007

En el momento de escribir esto ya se puede ver en las salas de cines Cartas desde Iwo Jima, la conclusión del díptico de Clint Eastwood sobre la sangrienta batalla del pacífico. De la primera parte, Banderas de nuestos padres, escribí en su día un post, así que parece lógico que también escriba uno de ésta.

Cartas de Iwo Jima se centra en el lado japonés del enfrentamiento. No es la única diferencia con respecto a su predecesora. Si la primera se centraba en torno al concepto del heroísmo y su faceta manipuladora, la recién estrenada enfoca el relato en la colisión entre los valores tradicionales del Japón antiguo y las nuevas corrientes de pensamiento influenciadas por la cultura occidental. Este enfrentamiento se materializa en la relación entre los altos mandos que han adquirido una perspectiva más amplia a través del intercambio cultural, los generales que aún defienden a ultranza un modo de vida ya condenado a morir, y los soldados rasos que sólo pretenden regresar vivos a su hogar.

Las dos películas están narradas con un estilo sumamente poético y sutil, pero en este caso la historia fluye con más fluidez. El guión se toma su debido tiempo para que captemos todas las sutilezas y complejidades de un conjunto tan dispar y complejo de personalidades. En el apartado técnico, la fotografía es de una elegancia soberbia, y las imágenes del Suribachi bombardeado son poderosísimas.

Se esperaba mucho del equipo formado por tres de los mayores genios del cine actual (Clint Eastwood en la dirección y guión, Paul Haggis como co-guionista y productor ejecutivo, y Steven Spielberg en la producción), pero el resultado es uno de los trabajos más extraordinarios del cine bélico. O más bien cine antibelicista.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!: