Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Pero si ella es mi abuela, entonces... ¿quién es mi abuelo? 14 de octubre de 2009

Ahora que en Microsiervos publican una curiosa entrada sobre la posibilidad de que el Gran Colisionador de Hadrones se esté saboteando a sí mismo desde el futuro, parece un buen momento de revisar una serie clásica de artículos en la web sobre este tema: eso que llamamos tiempo, por Lucas Gabriel Cantarutti.

En ella se hace un recorrido histórico sobre la noción del tiempo, para luego abordar aspectos mucho más complejos como la concepción cuántica y, por último, el viaje en el tiempo, analizando sus dificultades y paradojas. Aún no me lo he leído todo, pero el lenguaje parece tan claro y comprensible como riguroso, lo que siempre es dificil de conseguir en artículos científicos.

Si les interesa el tema y no tienen nada mejor que hacer, échenle un vistazo, que lo único que pueden perder es tiempo. Hmmm... qué ironía.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Unos cuantos misterios menos 14 de abril de 2009

Para muchos, cuando un científico resuelve un misterio ancestral, el mundo pierde algo de magia. Para otros, es una pequeña batalla ganada contra el oscurantismo y la superstición.

En cualquier caso, como son ustedes los que deciden, aquí tienen una lista con unos cuantos misterios a los que la ciencia le ha dado explicación recientemente. Algunos están muy trillados y son bastante new-age, como lo de las caras de marte, pero otros son más esotéricos e incluso poéticos, como lo de que el abejorro no debería poder volar según la física, por lo que sólo vuela porque él cree que puede volar.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Aspartamo o la conspiración dulce 29 de diciembre de 2008

¡Vamos, seamos sinceros! ¿Quién de nosotros no prefiere escuchar a su barbero antes que a Hércules? O a Horacio, o a Orfeo... ¡gente tan encumbrada que suenan como si cagasen mármol!

W.A. Mozart, en el Amadeus de Milos Forman

Esta cita me viene genial (un poco incoherente, pero genial) para introducir el post de hoy. Resulta que, en una de esas conversaciones que tengo con mi barbero, me enteré de la existencia de un rumor por el que el Aspartamo, que es un edulcorante muy usado en bebidas y caramelos light (por ejemplo, al lado mío tengo unas Orbit sin azucar repletas de aspartamo), produce tumor cerebral, lo que se ha mantenido oculto por motivos empresariales.

A priori parecía el típico bulo alarmista, así que decidí googlear un rato en busqueda de indicios que respaldasen o tumbasen dicha teoría. Y tras un rato buceando en artículos de asociaciones de consumidores, documentos de facultades de medicina y publicaciones científicas, comprobé que hay dos líneas de información totalmente opuestas, y ambas ofrecen datos aparentemente incontestables a favor o en contra de la sustancia.

La primera de estas líneas, la que alerta del peligro, afirma que, cuando el Aspartamo fue descubierto por Searle en los 70 y fue puesto a prueba por la FDA (Foods & Drugs Agency), no obtuvo la aprobación necesaria debido a informes que inducían a pensar que el aspartamo podía inducir tumores cerebrales. Más aún, a los cerebros de ratas a las que se le había suministrado el producto quedaban agujereados en varios puntos, como un colador. Sin embargo, en 1985 Monsanto (una corporación que a mí me suena de documentales que dicen cosas muy chungas) compró Searle. Reagan (presidente por aquel entonces) despidió al comisionado de la FDA y su sucesor aprobó rápidamente la comercialización del edulcorante. Curiosamente, uno de los directores ejecutivos de Searle durante los 80 fue Donald Rumsfeld, un peso pesado de la administración conservadora de Washington. Según todo esto, una compañía está encasquetándonos un producto altamente tóxico, y las autoridades alimentarias callan ante las presiones y datos falseados de un coloso corporativo.

Hasta aquí una versión de la historia. Pero también existe por ahí un amplio repertorio de artículos escritos por gente con autoridad médica que afirman que todo esto es una leyenda urbana, y que el Aspartamo es totalmente seguro. No sería la primera teoría de la conspiración creada por tipos que no tienen nada mejor que hacer.

¿Qué creer? Pues que cada uno que piense lo que quiera, desde luego. Bajo mi punto de vista, me parece más facil creer que una mega-corporación ha hecho presión para que se apruebe un producto que, bajo determinadas circunstancias y tras un largo plazo de exposición puede hacer daño cerebral, antes de que un grupo de flipados haya creado (sin beneficio aparente) una historia alarmista sobre un producto inocuo, creando documentos médicos falsos para ello. En cualquier caso, supongo que si el aspartamo realmente fuese una sustancia mortal y terriblemente peligrosa, ya lo habríamos sabido.

Para que ustedes mismos puedan tener una opinión formada:

- Aquí tienen uno de los artículos que denuncian la toxicidad del Aspartamo.
- Aquí uno de los documentos médicos que afirman que el rumor es falso y alarmista.
- Y aquí una buena base para explorar ambas hipótesis: la página de la Wikipedia sobre la controversia.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El clásico problema matemático del ángel sobre el tablero de ajedrez 27 de noviembre de 2008

Imaginen lo siguiente:

Tenemos un tablero de ajedrez de un tamaño (y por tanto, número de casillas) infinito. Imaginemos que sobre este tablero hay un ángel que es capaz de moverse saltando una distancia de 1000 casillas (usando una medida tipo Manhattan: |X-x|+|Y-y|<1000), y flotando por ahí hay un demonio que puede suprimir, en cada turno, una casilla arbitraria del tablero, excepto aquella en la que se encuentre el ángel.

El ángel no puede moverse hacia una casilla suprimida por el demonio, pero puede saltar sobre estas casillas como lo haría el caballo en el ajedrez. Decimos que el demonio ha ganado si el ángel no tiene casillas a la que moverse (es decir: cualquier casilla distinta de aquella en la que se encuentra, y a una distancia menor o igual de 1000 de ésta, ha sido suprimida), y que el ángel ha ganado si puede moverse infinitamente.

Uno diría, por sentido común, que el ángel gana desde el principio, porque parece que es imposible que el demonio gane. Pues bien: a día de hoy nadie ha podido demostrar completamente aún la victoria del ángel o la del demonio. Probablemente los matemáticos que estén leyendo esto encuentren fascinante este artículo de John H. Conway al respecto.

Este mismo tipo ofrece 100 dólares a quien pueda demostrar que un ángel suficientemente poderoso (es decir, que tenga una capacidad de salto determinada) puede ganar, y 1000 dólares a quien pueda demostrar que el demonio puede ganar para un ángel con una capacidad de salto finita.

No esta mal, desde luego, pero parecen cantidades algo míseras comparadas con el millón de dólares que ofrece el instituo Clay por cada una de las demostraciones de los problemas matemáticos del milenio.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



La tercera dimensión del Conjunto de Mandelbrot 10 de noviembre de 2008

¿Les suena esta figura?

Tal vez la hayan visto en pósters psicodélicos, en imágenes generadas por ordenador o como parte de algún paisaje onírico de esos hechos con aerógrafos que se venden a turistas y que hacen daño a la vista. La figura en cuestión es el Conjunto de Mandelbrot (no confundir con Mandelrot, blog muy conocido y seguido por estas páginas), y es posiblemente el fractal más conocido. Entre otras cosas, es famoso por ser la "criatura" más importante del creador de la disciplina de la geometría fractal: Benoît Mandelbrot, uno de los matemáticos más brillantes, entrañables y premiados.

Generalmente, uno piensa en fractales como figuras planas. De hecho, aunque la misma definición de fractal estipula que son figuras de dimensión fraccionaria (de ahí su nombre), se suelen representar en el plano complejo, que no deja de ser un espacio bidimensional.

¿Pero que ocurre si le damos volumen a la representación de un fractal como el de Mandelbrot? Esto se puede hacer de múltiples formas, como por ejemplo rotando las figuras sobre un eje arbitrario o usando los valores de salida para elevar en Z. Otras técnicas emplean algoritmos para generar números complejos con tres componentes (lo que, según mi modesto conocimiento matemático, es una pequeña barbaridad). En cualquier caso, los resultados pueden ser acojonantes. En este fantástico artículo pueden explorar la teoría y los resultados de la dotación de una dimensión adicional (lo que puede parecer contradictorio) al conjunto de Mandelbrot.

Y ahora, un pequeño apunte personal: cuando tenía en mis manos mi flamante título de Ingeniero Informático, y deslumbrado por las brillantes luces de la investigación académica de alto nivel, propuse a todos esos Doctores y Catedráticos, gurús del conocimiento y la matemática pura, hacer una tesis doctoral en geometría fractal. Cuando tanteé las posibilidades, esa luz se apagó por completo: la respuesta fue que esas cosas no tienen salida comercial, por lo que podía olvidarme de ellas.

Parece ser que es más sencillo darle una dimensión adicional a un objeto geométrico fractal que conseguir convencer a los investigadores de que tiene sentido investigar las posibilidades estéticas y poéticas de las matemáticas, aunque nunca tengan salida comercial.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



¡Ya está en marcha! (o eso se supone) 10 de septiembre de 2008

En teoría, ya deberían estar inyectándose haces de particulas al Gran Colisionador de Hadrones, el famosísimo LHC. La puesta en marcha estaba planificada para hoy (10 de septiembre) a las 7 de la mañana, y como eso está por Suiza, habrá que suponer que han sido puntuales. Hoy el País ha publicado un curioso artículo sobre el Bosón de Higgs, cuya búsqueda es una de las principales misiones de la maquinita esta.

Por ahora no se han cumplido las teorías catastrofistas de agujeros negros consume-mundos, portales dimensionales y singularidades cósmicas, aunque también es cierto que aún tardarán en llegar las primeras colisiones. O quien sabe, al igual SÍ se ha abierto un portal dimensional y la realidad en la que vivimos es la que ha generado el Colisionador, y ha desaparecido aquella en la que vivíamos antes. Eso explicaría muchas cosas.

Pero bueno, chorradas aparte, yo estoy de lo más tranquilo: ¡fíjense quien trabaja en el colisionador! ¡no hay nada que temer!

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Algunos datos del LHC 7 de julio de 2008

Cada vez queda menos para que tengan lugar las primeras inyecciones de partículas en el poderoso Gran Colisionador de Hadrones, una maquinita de la que se ha hablado mucho, y que ha generado un alarmismo algo exagerado.

Lo que está claro es que supondrá un antes y un después en el mundo de la física, y también que todas las cifras que rodean a este cacharro dan algo de vértigo. Por ejemplo:

Velocidades: Los haces de protones serán lanzados a un 99,99% de la velocidad de la luz, y realizarán la vuelta al acelerador (de unos 27 kilómetros de circunferencia) unas 11.245 veces por segundo.

Temperaturas: El anillo se mantendrá a una temperatura de -271,3ºC (1,9 K), más fría que el espacio intersideral, pero cuando los haces colisionan generan, en un espacio minúsculo, temperaturas más de 100.000 veces superiores a las que reinan en el centro del Sol.

Vacío: A fin de evitar colisiones con moléculas de gas presentes en el acelerador, los haces de partículas viajarán en una cavidad tan vacía como el espacio interplanetario, lo que se denomina ultravacío.

Precisión: Los inmensos detectores registrarán la posición de las partículas con una precisión de una millonésima de metro.

Información: Los datos registrados por cada uno de los grandes experimentos del LHC podrían llenar aproximadamente 100.000 DVD de doble capa cada año. Para su análisis se dispondrán decenas de miles de ordenadores dispersados por el planeta dentro del marco de una red informática descentralizada denominada The Grid.


Para mucha más información sobre el LHC, pueden recurrir a los artículos que ha publicado AstroSeti, de donde extraje los datos para este post.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



oh My God, it's full of stars! 17 de junio de 2008

Hace ya casi 11 años que la NASA lanzó la sonda Cassini al espacio, para la exploración de Saturno y sus lunas, y hace más de 4 años que finalizó su misión principal orbitando al gigante de los anillos.

En esta página pueden ver algunas de las impresionantes fotos que la sonda captó durante su alucinante viaje. Las imágenes nos recuerdan de una forma excepcional hasta qué punto puede ser hermoso nuestro universo.

Y hablando de nuestro universo: a menudo resulta dificil hacerse una idea de las inmensas cifras que se manejan cuando oímos hablar de dimensiones y distancias planetarias y estelares. Esta animación (al principio parece que está estática, pero es sólo cuestión de tiempo) ayuda a comprender un poco mejor las ciclópeas proporciones de las estrellas que podemos encontrarnos por ahí afuera.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:   ' target='_blank' title='Meneame' >    ' target='_blank' title='Del.icio.us'>   ' target='_blank' title='DiggIt!'>



El Profesor Bacterio yanqui nos enseña ciencia 20 de mayo de 2008

La ciencia puede ser divertida, y el profesor Robert Krampf se dedica a demostrarlo.

Krampf es una mezcla entre Profesor Bacterio, Papá Noel y un corruptor de menores (sólo por la cara de degenerado que pone a veces, pero realmente parece un buen tipo), y en su web ha puesto decenas de vídeos en los que realiza experimentos más o menos caseros con los que explica conceptos de química, física y otras disciplinas con claridad y de forma muy entretenida.

El pequeño inconveniente es que están en inglés, pero aun así es un gustazo dejarse llevar por el entusiasmo de un tipo tan peculiar y con una capacidad docente tan inmensa.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El valle misterioso y la robótica antropomórfica 5 de mayo de 2008

El valle misterioso, referido a la robótica, es una hipótesis introducida en 1970 por Masahiro Mori. Resulta de especial interés para los diseñadores de robots, pero también permite conocer un poco más acerca de nuestra propia naturaleza. Veamos en qué consiste este concepto:

A medida que los robots han ido evolucionando (porque, aunque tal vez no tan rápido como predecían las películas de ciencia-ficción de los 60 y 70, lo que es innegable es que han evolucionado mucho), se ha investigado mucho sobre la respuesta emocional humana a estas máquinas. Puede ser dificil no ver como otra cosa que una máquina a uno de esos brazos articulados que montan coches, pero si nos encontramos con un robot que camina, habla, manipula objetos y reconoce nuetra cara, es bastante probablme que sintamos cierta simpatía por él, aunque sepamos que no es más que un producto tecnológico.

Esta respuesta emocional es lo que se llama familiaridad, y su estudio entra en los campos de la Psicología y la Inteligencia Artifical. Se suele pensar que mientras más rasgos humanoides se incorporen al robot, mayor familiaridad despertará y más fluida y agradable será la interacción del hombre con la máquina. Por este motivo se tiende a dotar a algunos robots que van a interactuar habitualmente con humanos (por ejemplo, los de servicio o los de exhibición) de elementos totalmente supérfluos desde el punto de vista funcional, como nariz o cejas.

Pero de repente surge el valle misterioso: un punto en el cual, a pesar de que el robot cada vez parece más humano, la familiaridad cae en picado, hasta alcanzar cotas de auténtico rechazo por parte del usuario. La interacción no vuelve a normalizarse hasta que se han incorporado aún más rasgos humanoides. Esto se puede ver más claramente en esta gráfica, sacada del artículo de la Wikipedia al respecto.

¿Porqué ocurre esto? Hay varias teorías al respecto. Se suele considerar que se alcanza el valle cuando el robot es percibido como un casi-humano, por lo que la sensación del usuario es la de interactuar con una persona muy extraña, con la consiguiente sensación asociada a lo desconocido o lo desconcertante. También puede ocurrir que percibamos al robot como una amenaza a nuestra humanidad, o incluso como una burla a nuestra propia condición humana, por parte de una máquina (en teoría inmortal y perfecta) que adopta nuestra apariencia. Cuando se le añaden al robot los rasgos humanoides suficientes, dejamos de percibirlo como robot, y es cuando salimos del valle para recuperar la familiaridad.

Es una hipótesis que sólo debería tener interés para constructores de robots, pero creo que todo lo que se relaciona con el enfrentamiento del hombre con su propia condición humana, en especial en el contexto del desarrollo tecnológico (y la manera en la que éste cambia nuestra naturaleza y la de nuestra sociedad) resulta fascinante.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Una imagen fractal verdaderamente grande 24 de abril de 2008

Los fractales son unos objetos geométricos que permiten crear imágenes abstractas verdaderamente bonitas, como las que se ven en esta galería o en cientos de imágenes que hay por la web.

Lo interesante de la imagen de un fractal es que, en general, tiene detalle infinito: si la tecnología de creación lo permite, podemos hacer zoom indefinidamente descubriendo nuevos detalles y observando nuevos patrones.

Vean, por ejemplo, este video, en el que la imagen de un fractal (en concreto, el conocido como conjunto de Mandelbrot) se va ampliando rápidamente durante tres minutos y medio. Lo acojonante de este vídeo es que, si en el último segundo del vídeo pudiesemos ver completamente el primer fotograma tal y como ha quedado después de tanta ampliación, éste tendría el tamaño del universo conocido.

Fascinante, ¿no?

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!: